Restauración de una mesa costurero

Le petit marche aux pucesHace ya varios años que restauré esta mesa costurero de patas torneadas, pero la carcoma volvió a resurgir y aprovechando esto, me decidí a darle otro aire.

Primero de todo había que tratarla contra la infestación, inyectando en los agujeros con aspecto sospechoso el producto anticarcoma e impregnándola, dejando la pieza bien envuelta una semana para que los gases hiciesen su efecto.

No hubo que decaparla, con una buena limpieza con disolvente le quité las capas de cera que había en toda la superficie y después, para nutrir e hidratar la madera, una fina capa con aceite de linaza aplicado con hilos de algodón y quitando el exceso con otros hilos de algodón secos.

Y para renovar su aspecto, me decanté por la técnica del cerusado, pero solo en la parte del cajón, dejando las patas torneadas de su color natural, aprovechando las vetas marcadas de la madera y marcándolas más cepillándolas energicamente con un cepillo de cerdas de alambre. A continuación apliqué una capa abundante de cera blanca, insistiendo, sobre todo, en las vetas para que ir rellenándolas y limpiando la superficie a fin de que se mantuviese la cera unicamente en las vetas.

A las patas les di un acabado con goma laca aplicado con muñequilla, que además de protegerlas les da un acabado brillante y natural.

Le petit marche aux puces

Le petit marche aux puces

Le petit marche aux puces

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s